ATRAGANTAMIENTO - COMA DIABÉTICO Y CHOQUE INSULÍNICO - PRIMEROS AUXILIOS | BOTIQUIN DE PRIMEROS AUXILIOS LISTA DE MATERIALES | DEL ASEO EN GENERAL.- URBANIDAD | EN LA CONVERSACION - URBANIDAD | Miguel Angel | COMPORTAMIENTO EN CASA Y EN PUBLICO - URBANIDAD | EN LA MESA - URBANIDAD | NORMAS GENERALES - URBANIDAD - | INTRODUCCIÓN - MORMAS GENERALES - PRIMEROS AUXILIOS | PRIMEROS AUXILIOS EN ACCIDENTES AUTOMOVILISTICOS | PRIMEROS AUXILIOS EN CASOS DE AHOGAMIENTO, AMPOLLAS, ASTILLAS, ESPINAS O ESQUIRLAS | ATAQUE CARDIACO - PRIMEROS AUXILIOS - | COMO MOVER A UNA PERSONA HERIDA | CONTUSIONES Y CONVULSIONES - PRIMEROS AUXILIOS - | CORTADURAS, RASGUÑOS, EXCORIACIONES | CUERPO EXTRAÑO EN EL OJO - GARGANTA - NARIZ | SHOCK TRAUMATICO - PÉRDIDA DE CONOCIMIENTO | DESCARGA ELECTRICA - DESMAYOS | DISLOCACIONES - TORCEDURAS O ESGUINCES. - APENDICITIS | DOLOR DE OIDO | ENFRIAMIENTO Y CONGELACIÓN | HERIDA PUNZANTE | HEMORRAGIA INTENSA - HEMORRAGIA NASAL - FURÚNCULOS Y ORZUELOS | FRACTURA DE COLUMNA VERTEBRAL | FRACTURAS DE HUESOS - LESIONES DE CRÁNEO - | INSOLACION | INTOXICACIONES | MORDEDURAS Y PICADURAS DE ANIMALES | PARTOS -CASOS URGENTES | Q U E M A D U R A S | R E S P I R A C I Ó N A R T I F I C I A L | RESUCITACIÓN CARDIOPULMONAR - RESPIRACIÓN SUSPENDIDA Y AUSENCIA DE PULSO | COMO AFRONTAR UNA ENTREVISTA DE TRABAJO
 
INTRODUCCIÓN - MORMAS GENERALES - PRIMEROS AUXILIOS
 
 
imagen
Cuando una persona se lesiona o enferma repentinamente, transcurre un lapso de tiempo antes de que pueda recibir asistencia médica, y lo que hagamos o nos abtengamos de hacer durante ese intervalo de tiempo es de tal importancia que puede significar la vida o la muerte de la victima.

En los casos graves es vital llevar al paciente a un médico, a quien encontraremos en la sala de urgencias del hospital más cercano. Si por cualquier causa no lo podemos trasladar llamaremos inmediatamente a un ambulacia.

Los priemros auxilios son las medidas de asistencia que podemos proporcionar mientras llega el médico. Ante uno mismo, ante la propia familia y ante el prójimo estamos obligados a conocer y entender los procedimientos sencillos que pueden aplocarse, rápidamente, en caso de urgencia.

NORMAS GENERALES

1.-Cuando nos dispogamos a ayudar a una persona seriamente lesionada sobre todo hay que tener en cuenta tres cosas:

A: Comprobar que el coducto respiratorio no esté obstruido por la lengua, alguna secrección o algún cuerpo extraño.

B: Asegurarse de que la persona respira. Si no lo hace, hay que hacer la respiración artificial. (Mas adelante expicaremos como hacerlo).

C: Hay que tomar el pulso al paciente. Si no lo tiene, hay que recurrir a la resucitación pulmonar RCP. (Mas adelante veremos como se hace). Mientras administramos la RCP, compobaremos si sangra la persona lesionada.

2.- Recordemos que la serenidad en esos momentos, así como el tiempo son importantes, cada segundo puede ser decisivo.

3.- Es vital, no mover a una persona con lesiones graves en el cuello o la espalda, a menos que sea indispensable apartarla de otro peligro. (Aprenderemos a hacerlos si es necesario).

4.- Empezaremos los primeros auxilos de esta forma:

A: Mantener a la víctima acostada y quieta.

B: Si ah vomitado y no es probable que se haya fracturado el cuello, le volveremos la cabeza a un lado para evitar que se esfixie.

C: Mantener abrigada a la víctima.

5.- Si es posble encargar a alguien que pida una ambulancia o llame a un médico, mientras administramos los primeros auxilios. Esta persona que efectua el llamamiento explicará al médico la naturaleza del caso y le pedira asesoramiento mientras él o la abulancia llegan.

6.- Examinaremos al paciente con delicadeza, aflojando la ropa que pueda apretarle, si es necesario cortaremos la ropa para evitar dolores o movimientos bruscos. Nuca despegaremos las telas adheridas al cuerpo en caso de quemaduras.

7.- Traquilizaremos a la víctima y trataremos de conservar la calma nosotros mismos, para disipar los temores y el pánico del herido.

8.- Nunca obligaremos a tragar líquidos a un apersona inconsciente o semiconciente, podemos probicar un asfixia. Nunca trataremos de reanimar con golpes o sacudidas a alguien que haya perdido el conocimiento.